research

informacion de interes

Cómo generarle una renta extra a tus acciones

Cómo generarle una renta extra a tus acciones

Image

Existe una forma de exigirle un mayor rendimiento a las acciones en las que invertirnos. Se trata de una herramienta que permite obtener un flujo de dinero periódico, para no depender sólo del movimiento del activo o del pago de dividendos que pueda realizar la empresa.

Se trata del “Lanzamiento Cubierto” y voy a explicar su funcionamiento con un ejemplo:

Supongamos que uno tiene 500 acciones de Grupo Financiero Galicia (su código de negociación es GGAL) y que fueron compradas a $140. Hoy hagamos de cuenta que cotizan a $143.

Para generar una renta sobre las acciones lo que se debe hacer es “lanzar un call”. Esto simplemente consiste en vender una opción. Es una suerte de contrato por el cual le cedemos a un tercero el derecho a que nos compre nuestras acciones de Grupo Galicia, a un precio definido y en un plazo futuro.

Obviamente no daremos este contrato -que le da derechos al tercero- de forma gratuita. Estos contratos se venden a un precio y por venderlo cobraremos un dinero.

Sería -por ejemplo- “vender un call” que estipula que nos puedan comprar las acciones de Grupo Financiero Galicia a $180 hasta el 20 de agosto. Este contrato está disponible en el mercado y se negocia diariamente y se lo identifica así: GFGC180.AG. Sólo hay que pedírselo a nuestro operador bursátil.

Esta sigla GFGC180.AG implica que es un contrato que le da derecho al tenedor del mismo para comprar acciones de Grupo Financiero Galicia. Por eso comienza con las letras GFG y le sigue una letra C, que significa “Comprar”. El número establece el monto y las letras finales el mes.

Cada contrato representa un lote de 100 acciones. Entonces, si uno es tenedor de 500 acciones de Grupo Financiero Galicia, podría vender hasta 5 contratos de GFGC180.AG.

El precio de este contrato supongamos que es de $2 por acción. Es decir que vendiendo 5 GFGC180.AG, instantáneamente recibiríamos $1.000 en efectivo ($2 x 500 acciones), los cuales podremos disponer libremente sea para retirar o invertir.

Importante: al vender un call nuestras acciones quedarán en garantía hasta el término del contrato o su ejecución, ya que nos hemos comprometido a venderlas si nos lo solicitan.

Bien, ahora vamos a los escenarios más probables, si hacemos un lanzamiento cubierto:

A) Escenario ideal. Consiste en que las acciones de Grupo Financiero Galicia lleguen al 20 de agosto cotizando a un valor menor a $ 180. De ese modo, quien tiene el contrato que cedimos no hará uso (no ejercerá) de su derecho a comprarnos las acciones a $ 180, porque lógicamente no le convendrá, dado que las podría comprar más baratas en el mercado. El contrato perderá vigencia. Expirará su plazo. Si se da este escenario, nosotros mantendremos las 500 acciones de Grupo Galicia y además nos hicimos de $ 1.000 en efectivo.

B) Las acciones de Grupo Galicia superan los $ 180. En ese caso, el tenedor del contrato nos solicitará que le vendamos las 500 acciones. Es lo que le conviene porque en el mercado están más caras. Entonces, percibiríamos $ 90.000 (500 acciones x $ 180), que se suman a los $ 1.000 ya percibidos al vender los 5 contratos de GFGC180.AG mencionados. Si las habíamos comprado a $ 140, obtendremos una ganancia de $ 40 por acción (180 - 140) más $ 2 por cada acción, ya cobrados al vender los 5 call GFGC180.AG. En total, embolsaremos un resultado de $ 21.000.

C) Recompra del contrato vendido a un precio menor. Puede suceder que baje mucho de precio y nos convenga recomprarlo barato y quedarnos con la diferencia, sin tener que exponer nuestras acciones a una posible venta. De ese modo, cerraremos posición.

Importante: Para poder cerrar posición siempre debemos comprar el mismo contrato, con el mismo precio y vencimiento.

Cuáles son los beneficios de esta estrategia

  • Hacer tasa: sería el objetivo descripto en el punto A. Si hacemos esta operatoria numerosas veces en el año podremos generarle una atractiva tasa de interés a nuestra cartera de inversiones. El hecho de obtener una mayor o menor tasa dependerá de cuánto deseemos exponer nuestras acciones a una eventual venta obligada. Si vendemos un call que está muy próximo al precio de mercado de la acción seguramente, nos pagarán mucho más por el contrato, pero será más factible a la vez que nos terminen comprando las acciones. Cuanto más lejano o improbable sea el precio del contrato, recaudaremos menos dinero, haremos menos tasa, pero será más probable que no nos compren las acciones.

  • Cobertura: Un punto interesante es que lo recaudado por el lanzamiento cubierto también actúa como un seguro a la baja, ya que el porcentaje que obtuvimos por vender el call es, visto de otro modo, un porcentaje que nos cubre de baja de la acción. En el ejemplo mencionado, si compramos a $ 140 y recaudamos $ 2 por vender la opción, hasta que la baja no sea mayor a $ 2 no perderemos dinero. Nuevamente dependerá mucho de cuánto querramos cubrirnos el precio fijado en el contrato que elegimos para lanzar. En el ejemplo la base es $ 180, porque es el precio de ejercicio que define si el contrato tendrá o no valor a su vencimiento. También podría decirse que el lanzamiento cubierto permite bajar el costo de compra de nuestras acciones en el monto que se recauda al vender el call.


Qué call lanzar, qué contrato elegir…

Para poder responder a esto es clave saber qué queremos hacer con nuestra acciones en el futuro. Si buscamos una ganancia máxima de corto plazo y no tenemos problema en deshacernos de las acciones, vamos a recaudar más vendiendo un contrato que tenga una base baja.

Por ejemplo, si vendemos el contrato para que nos compren las acciones a $ 145 (GFGC145.AG) nos pagarían $ 10 por acción, que es 5 veces más que vender el contrato GFGC180.AG en el que sólo nos pagaban $ 2. Recaudaríamos instantáneamente $ 5.000. Pero estaremos mucho más expuestos a que nos puedan ejercer el contrato y tener que vender las acciones a $ 145, si superan ese valor de mercado.

Pero en este caso, recordemos que estamos buscando hacer tasa y cobrar $ 10 sobre algo que compramos a $ 140. Es sacarle un rendimiento de 7,14%. No nos importará tener que vender las acciones, porque nuestro objetivo es hacer tasa sin importar lo que pueda suceder con la acción. Compraremos otra acción y haremos de nuevo la operación con el nuevo vencimiento.

Ahora si -por el contrario- no queremos desprendernos nuestras acciones porque le vemos buen futuro, aunque queremos a la vez hacer algo de tasa, deberemos buscar que esta sea muy alta. Esto para que cobremos algo de dinero por la venta del call y, si llega a ejercerse el contrato, quedemos conforme en que hemos obtenido incluso tenido que vender las acciones.

Un tema importante es buscar opciones (contratos) que tengan mucha liquidez: buen volumen y que se operen todos los días. Esto es fundamental especialmente cuando buscamos poder cerrar posición como explicamos en el ítem C.

Finalmente, para quienes les interese, la lista total de contratos se puede ver en los sitios bursátiles dentro del menú de precios en la categoría OPCIONES. Hay de diversos plazos, y generalmente tienen vencimiento cada 2 meses (los pares y normalmente vencen el tercer viernes del mes).

Son tiempos para ponernos creativos pero no dejar de tomar recaudos en cada paso que damos.


Emilse Córdoba
Directora de Bell y especialista en ética de mercados.


volver